Banda de cornetas y tambores


Uno de los proyectos más importante realizados por la Hermandad ha sido la creación de una banda propia de cornetas y tambores. Inicialmente el objetivo de su creación fue reducir el impacto del coste necesario por disponer de una banda para procesionar, con la intención de afrontar la creación del Trono-Anda.

En la Semana Santa del año 2000, solo unos cuantos tambores ataviados con camisa y pantalón tomaron parte acompañando a la Hermandad, ya que muchos de los integrantes  procedían de otras bandas de cornetas y tambores y quisieron mantener los compromisos adquiridos por estos.

Durante el siguiente ejercicio se retomó el proyecto, diseñando el uniforme, preparando el repertorio musical y censando en la Hermandad a los componentes como cofrades, con todos los derechos y satisfaciendo sus aportaciones económicas en especie, es decir, tocando en los actos de la Hermandad sin recibir nada a cambio.

Posteriormente, se amplió la banda con una sección de dulzainas, se mejoró el repertorio musical y se confeccionaron nuevos trajes, dado el cambio espectacular que habían experimentado las bandas en los últimos años.

En el año 2010, se celebró el décimo aniversario de su existencia, contando con treinta y cinco componentes y reconociéndose como una de las bandas de mayor nivel en la ciudad de Valencia, lo que le valió ser invitada a participar en el Congreso de Bandas de Cornetas y Tambores de Semana Santa Ciudad de Sevilla, junto a agrupaciones del nivel de Cigarreras, El Sol, Tras Caídas o Corona de Espinas.